entrevista: Tras los pasos de TELMA

entrevista: Tras los pasos de TELMA

Comenzamos la entrevista y a los 30 segundos nos interrumpe una clienta que más que clienta parecía una espía; realizó preguntas incisivas, esperaba –de algún modo– recibir todos los detalles del movimiento y flujo de clientes. Es que sí, la calle Rostand espera el boom comercial hace ya un tiempo y la cosa viene un poco de nalgas, pero de ese fenómeno comparable a “El baño del papa” hablaremos en otra oportunidad. Hoy estamos acá por TELMA, esa misteriosa señora cuyos zapatos made in Uruguay cautivan los piececitos de las princesas uruguayas. Como no nos cuesta nada perder el hilo del foco procrastinamos hasta la hora del cierre, yo adelantando trabajo y ella respondiendo mails; “bueno, nos podríamos ir retirando”, dice.  Hay una larga pausa y lo único que se escucha es Lança Perfume con un tecleo de computadora a des-tempo.

Todo en la vida nace de una urgencia o necesidad; TELMA fue impulsada por dos factores: el querer ser entrepreneur y diseñar zapatos que se ajustaran a su gusto y placer; “no encontraba zapatos que me gustaran o se adaptaran a mi estilo”, afirma Agustina Quartino, responsable del proyecto.  Claramente ella vio un nicho y se largó al agua sabiendo nadar poco y nada… lo necesario para flotar en la piscina del mundo del calzado, digamos.  En verano de 2012 volvió de sus vacaciones y sin dejar pasar un solo día se sentó frente a la computadora y buscó en GOOGLE (sí, en www.google.com.uy) talleres de zapatos en Montevideo. Tenía un modelo en mente y se reunió con un artesano de calzado (¡lo son, son artesanos!), así fue como el prototipo del mocasín peludito –esa es mi denominación, cariñosamente- fue y vino unas 5 veces hasta que quedó (más o menos) como ella quería.  El mocasín tuvo una buena recepción en el público así que a mitad de año empezó a trabajar en la colección de verano, se movió para conseguir más talleres, proveedores, etc.

<<Nos vamos de lo de TELMA y la seguimos en el auto no sin antes demorar 30 minutos en cerrar las puertas de Casa Rostand, colocar alarmas, etc… como dicen en brasil: fica tranquilo meu brother>>

La primera tanda de producción consistió en unos 20 pares y a medida que iba vendiendo reponía el stock; por obra y gracia del santo de los mocasines (si es que existe tal santo) y Google dio con un taller que no le exigía una producción mínima.  La venta se realizaba en casa de sus padres; el living pasó a llamarse showroom y Benito, el jack russell hiperactivo se convirtió en el deleite de las clientas.

La historia de TELMA, así como otras historias anónimas de sucesos en la industria nacional de la moda, es una historia esperanzadora. Claro que siempre va a ser necesario contar con un (mínimo) capital a invertir para comenzar pero hoy en día hay agencias gubernamentales y no gubernamentales que apoyan éste tipo de emprendimientos, así que ¡a no desesperarse jóvenes! Es una cuestión de remo, paciencia y perseverancia.

Desde su aparición en el mercado TELMA incrementó su producción en un 120%, las ventas se dispararon gracias a las acciones de comunicación, participación en diferentes ferias de diseño, un espacio en las últimas dos ediciones de MoWeek y claramente por el boca a boca.

Sabemos que sos licenciada en comunicación ¿qué tan importante es la comunicación institucional en TELMA?

– ¡Es VITAL! Fundamental, si tuviera más dinero para invertir en la comunicación lo haría sin dudarlo. El producto tiene que ser conocido sea como sea. Hay que darlo a conocer por todo los medio posibles. En TELMA se cuida mucho la imagen de la marca, hay una coherencia entre el diseño del zapato, la gráfica, la estética en general… todo está conectado, tiene que existir una coherencia y una unidad desde las fotos de la campaña hasta el diseño del local sí o sí tiene que haber un hilo conductor en la imagen que se busca proyectar.

Resumí la escencia de TELMA

– Es simple, elegante, limpia, y versátil.

¿Qué tan versátil?

– Muchos modelos son populares entre rangos etáreos muy amplios, desde adolescentes amantes de la moda a señoras de entre 70 y 80. Pasa eso con varios de los modelos, no todo el mundo los interpreta (dado que tienen una vuelta de rosca que sale de lo estándar) pero quienes lo hacen lo hacen de manera satisfactoria. Muchos de ellos (los modelos) están ”sacados de tiempo”, no se ajustan a lo que es la tendencia de hoy en día, son más atemporales.

¿Hay mucha gente que interprete lo vanguardista o diferente del diseño?

– Te diría que no, son casi siempre las mismas caras y por lo general ya sabes que modelo le va a gustar a qué clienta. Aprendes a leer la personalidad del público. De todos modos TELMA apuesta a tener modelos comerciales que todo el mundo se sienta identificado, algo más universal que todos entiendan pero, también el tener algo bien TELMA; atemporal y fino. Se apuesta al diferencial y se busca que el producto perdure, que el cliente no se canse “ porque pasó de temporada y ya no se usa”.

¿Cuál es el próximo paso?

– Por ahora TELMA se está asentando en Uruguay. Sigue en medio del aprendizaje de lo que es la producción, diseño, marketing y el trato con el cliente. Se está aprendiendo sobre la marcha –totalmente. Después de un tiempo te das cuenta cuál es tu público, cómo llegarle, y hasta qué esperan de vos como marca.  En otro plano se está experimentando con ventas en el exterior, a TELMA le encanta viajar así que se fue de paseo a Miami donde fue muy bien recibida en La Belle Rebelle. Se siguen buscando más nichos fuera de Uruguay, mientras tanto investigamos las plataformas de venta en Internet, siempre son buenas aliadas.

 

Desde la redacción de Modernas de Mierda queremos felicitar a Agustina por éste emprendimiento, la admiramos por su empuje y perseverancia. El objetivo de esta nota es concientizar a las/os jóvenes diseñadores/as a volar y no quedarse en el sillón pensando qué hacer para salir al mercado. Se puede, es sólo cuestión de ganas y empuje.

Moderna Oriental

 

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
modernas de mierda

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>